12 de agosto de 2013

✍ Payaso: La profesión más bella del mundo

  • Pin It
Payaso (2009), pintura por Akzhana Abdalieva

El siguiente texto está presente en el Libro de oro de los payasos, de Edgar Ceballos. El mismo es del célebre payaso y director cinematográfico Pierre Étaix (y traducido por Yalma Porras):


Antes que nada, un payaso es un payaso
y un augusto es un augusto
Sin embargo, un payaso y un augusto
juntos son dos payasos.

No se puede interpretar al payaso
si no se nace payaso o se está familiarizado.
Es una condición y también una profesión.

Profesión agotadora.
Sí, profesión agotadora
en lo que consiste, etc...

El payaso debe tener el gesto imponente
del sembrador de arroz misma que el augusto
debe preocuparse por cultivar.

Un payaso no es triste. No, particularmente.
Me gustaría conocer a aquel imbécil que sostiene lo contrario.

¿Y por qué un payaso debe ser más triste
que un boticario o un empleado de una gasolinera?
Sin embargo, he conocido payasos tristes
cuando no trabajan y empleados de
gasolineras tristes cuando trabajan.

¿Cuánta gente hubiera querido ser payaso y no lo es?
No basta querer ser payaso para
serlo de verdad, gracias a Dios.

Están los payasos célebres, los otros...
Y finalmente los ilustres desconocidos.
Pero en general todos son un poco desconocidos.
Pero no sufren ni siquiera un poquito.

Ellos son histriones, y al mismo tiempo humildes.
difícilmente se reconoce mérito o talento entre ellos,
en cambio se estiman recíprocamente.
Todos son tan buenos como los demás.

"La profesión más bella del mundo."

Y si no fuera payaso, ¿qué sería?
Si no fuera payaso, no existiría.


Más info:


  • Pin It