13 de septiembre de 2012

Concierto personalizado

  • Pin It
No es lo mismo actuar para quinientas personas que parar treinta, pero como ninguna presentación es igual a otra. Cada público (como cada persona) es único, otras miradas, otras risas, algunos aplauden más, otros menos. Otros se duermen y se aburren, otros solo miran con la boca abierta.

Mi memoria falla muchas veces pero hay algunos momentos que se te graban por más que no quieras tampoco. Cuando actuás para sólo una o dos personas la mirada se transforma en diálogo. Esa es la verdadera magia: comunicación de miradas, lenguaje universal.

Tocando para Sol y Tahiel
en Villaguay, Entre Ríos.



  • Pin It

4 comentarios: